viernes, 19 de febrero de 2016

Llegamos a Italia, ¡¡bambini!!

¿Qué tal, amig@s? Nosotros muy content@s de haber llegado a Italia, concretamente a Brindisi, donde llegó Willy Fog con su mayordomo tras viajar en tren desde París. De Brindisi sabemos lo justo porque la serie ni se detiene en pormenores. Pero como Italia nos parece una país interesantísimo, con numerosas ofertas de ciudades para visitar, nosotr@s nos hemos detenido en dos de ellas, las cuales nos parecen muy representativas: Pisa y Venecia.
Además, algunos peques han traído un material muy bueno y relacionado con Venecia, motivo más que suficiente para detenernos en esta ciudad:  


Kévin nos ha traído dos fofuchas con trajes típicos Italianos, uno de ellos un gondolero y Raúl nos ha traído un barco, que aunque no tiene la forma de góndola también es un medio de transporte muy apropiado y utilizado, ya que Italia está rodeada de mares.


Mirella nos ha traído unas fotocopias con información muy buena de los distintos lugares que visitó Willy Fog en su vuelta al mundo, con fotos típicas de los distintos lugares, así como su descripción.




PISA

Lo más típico de Pisa es su torre.
La Torre de Pisa tiene una altura de 55 metros, pesa 14.700 toneladas y tiene 300 escalones. No es la torre mas inclinada del mundo, sólo tiene 4º grados de inclinación al sur. La más inclinada está en la baja Sajonia: se trata del campanario de Suurhusen y tiene una inclinación de casi 6º. 
En cuanto a los orígenes de la Torre de Pisa, nos encontramos frente a un misterio… Una inscripción hecha en una de las paredes de la entrada de la Torre dice: “A.D. MCLXXIV. CAMPANILE HOC FUIT FUNDATUM MENSE AUGUSTI”, es decir, este campanario fue fundado en el mes de agosto, D.C. 1174. Un dato curioso es que en ningún registro de la época está escrito el nombre del arquitecto de la obra. Este hecho ha sido tema de muchos debates aún vigentes, pues según el historiador Aretine Giorgio Vasari, el arquitecto de la Torre es Bonanno Pisano. Pero también se reconocieron como posibles autores a Diotisalvi, (arquitecto del Baptisterio), y a Beduino, (la decoración de la torre es similar a otros trabajos realizados por este arquitecto). Con todas estas conjeturas e hipótesis alrededor del verdadero creador de esta gran obra, parece ser que todavía ese nombre permanecerá en el misterio. Fueron necesarios 200 años y tres etapas para construir la torre de Pisa, de ocho niveles. Al poco de construcción se vio que los cimientos eran débiles para sostener el Campanario, y tras la finalización de los primeros tres pisos la torre comenzó a inclinarse, por lo que su construcción se detuvo.

Casi 100 años después Giovanni di Simone se arriesgó a concluir la construcción agregando cuatro pisos mas. Para contrarrestar su inclinación, los pisos superiores tienden a “enderezarse” hacia la vertical (fueron construidos con un lado más alto que otro), por lo que la torre es en realidad curva, como una banana. La construcción del 4to al 7mo nivel se realizó entre 1272 y 1278, haciéndose el lado sur más alto, a fin de enderezar la torre. Sin embargo, la inclinación pasó a darse esta vez hacia el otro lado, el sur. La torre siguió inclinándose pero esto no fue un impedimento y se inauguro en 1372. (http://www.vivetoscana.com/la-torre-de-pisa-historia-y-curiosidades-de-uno-de-los-monumentos-mas-famosos-de-toscana/)




VENECIA

La tradición del Carnaval surge a partir del siglo XVII, en donde la nobleza solía disfrazarse para salir a la calle a mezclarse con el pueblo.
Desde entonces la máscara es el complemento imprescindible de ese Carnaval. Los trajes para disfrazarse que se utilizan son característicos de los años 1700 y abundan las máscaras blancas con adornos y sombreros o tocas con ropaje de seda.
Las máscaras y los disfraces desempeñan un papel clave en este mundo anónimo, donde las divisiones de clases parecen desaparecer, donde mágicamente todos se vuelven iguales, donde todo parece estar permitido.
Dado que el carnaval es uno de los atractivos de Venecia y las góndolas el transporte más característico de la zona, uniendo estos dos elementos y casi despidiendo al carnaval, hemos hecho los honores fotografiándonos de la siguiente manera:

























Tengo que pedir disculpas pues algunas de las fotos no están bien enfocadas, algo que no detecté cuando las hice con el móvil.


Y por último, aquí os muestro a los niñ@s haciendo en esta ocasión uno de los trabajos propuestos para incluir en nuestro dossier:









6 comentarios:

  1. ¡Pero qué bien os lo pasáis!
    Un beso con achuchón pata tod@s.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos lo intentamos y si...creo que lo logramos!!! Un abrazo Marisa.

      Eliminar
  2. ¡Qué guay Ana! Se lo estarán pasando estupendamente.
    Me encanta este proyecto, yo lo hice el curso pasado y la verdad es que tanto los peques como yo lo disfrutamos muchísimo.
    Besitos y buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es verdad, se lo pasan genial. Pero a mi me hubiera gustado comenzar desde en octubre. Asi hubieramos ido mas relajaditos. Pero si que estamos contentos. Un abrazo, Ana.

      Eliminar
  3. A mi me encantan las fotos, a pesar de que la calidad de las mismas no es muy buena en todos los casos.
    Gracias por dejar tu comentario, querido amigo y compañero.

    ResponderEliminar