lunes, 23 de mayo de 2016

El último ramo de regalo.

Os voy a enseñar en unos segundos el último ramo de flores que una alumna me trajo. En eta ocasión se trató de un ramo de rosas rojas y rosas, todo un clásico, traídas por Aitana.  Son rosas del jardín de su casa.




Son preciosas, ¿verdad?
Muchísimas gracias, Aitana. Me encantó el ramo de rosas que me trajiste. Han estado junto al ramo de la cala que me trajo Carmen y han durado muchísimo.

Ahora os dejo un fragmento de "El lenguaje de las flores":

Poesía de Federico García Lorca


Cuando se abre en la mañana, 
 roja como sangre está: 
 el rocio no la toca
 porque se teme quemar. 
 5 Abierta en el mediodía,
 es dura como el coral: 
 el sol se asoma a los vidrios
 para verla relumbrar. 
Cuando en las ramas empiezan 
 10 los pájaros a cantar
 y se desmaya la tarde 
 en las violetas del mar, 
 se pone blanca, con blanco 
 de una mejilla de sal;
 15 y cuando toca la noche, 
 blando cuerno de metal,
 y las estrellas avanzan 
 mientras los aires se van, 
 en la raya de los oscuro 
 20 se comienza a deshojar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario