Seguidores

domingo, 22 de mayo de 2016

Dos técnicas plásticas en un trabajo.

Las manualidades se transforman en  una herramienta capaz de propiciar la adquisición de nuevos conocimientos y de despertar los sentidos, además de  ayudar a enriquecer la capacidad de los pequeños para comunicarse y de expresarse, así como de ampliar su capacidad de ver, comprender e interpretar el mundo. Las manualidades son un lenguaje, una forma de expresión que, como tal, tiene gramática visual mediante la cual podemos expresarnos y comunicarnos con los demás. Con las manualidades podemos hacer que los niños:
- desarrollen su capacidad de observación, para ayudarles a comprender su entorno;
- aprendan a comunicarse, establecer un dialogo con los demás, aprender a escuchar, y compartir; 
- aprenden a desarrollar su imaginación, innovar y crear para aportar soluciones nuevas a dificultades y construir una sociedad mejor;
- desarrollen la sensibilidad y el compañerismo. 
- abran su mente y se adapten a los cambios aprendiendo a ser tolerantes.  

El arte y las manualidades concretamente, ayudan a potenciar todos estos valores facilitando los canales para que el niño pueda expresar lo que lleva dentro, sus sentimientos, sensaciones y emociones de una forma creativa, a la vez que aprende a percibir y entender el mundo desde diferentes puntos de vista. Podemos encontrar niños con dificultades a la hora de expresarse mediante canales habituales como el lenguaje oral o escrito, por dificultades de distinta índole. Sin embargo la artística y más concretamente las manualidades les ofrecen la posibilidad de expresarse sin filtros, prejuicios o tópicos, que resulten un impedimento para su comunicación y su expresión entre su mundo interior y su entorno de una forma más directa y efectiva. De ahí la importancia de este tipo de expresión en las aulas.

En esta ocasión hemos hecho un trabajo que ha concentrado dos técnicas plásticas diferentes:
collage y pintura.
Cada uno realizó un trabajo donde había que decorar dos jarrones y optamos por hacerlos diferentes para no repetir la actividad. El collage se diseñó con recortes de papel charol de diversos colores. Y para la decoración del segundo jarrón la consigna fue utilizar los colores que quisieran y darle la forma deseada, pero intentando no mezclar los colores de los recipientes y limpiar muy bien el pincel para cada cambio de pintura.

Y aquí los tenéis...





Evidentemente los resultados fueron distintos y muy creativos. Y por supuesto muy vistosos todos los trabajos.


2 comentarios:

  1. les han quedado de maravilla, unos artistazos todos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que quedaron geniales. Me gustaron mucho los resultados. Y lo mejor ....la diversidad y creatividad. Los clones ...para otras cosas, jijiji.

      Eliminar