Seguidores

sábado, 9 de abril de 2016

Adornamos nuestras manos con "henna"

La henna es un polvo de hojas secas procedentes del arbusto "lawsonia Inermis". Crece en climas calientes, encontrándose principalmente en Egipto, Irán, India, Malasia, Marruecos, Pakistán, Siria y regiones del Norte de Äfrica, donde es frecuente ver este tipo de tatuaje.

 En cada cultura varia su significado, aunque siempre con un punto en común. En la mayoría, coincide el promover la suerte y fertilidad, al igual que la protección los malos espíritus y el" mal de ojo" y se convierte en un ritual muy seguido.

 En la India, este  ritual se conoce como la "Noche de la Henna", en la que además se instruye a las novias para su futura vida de casadas. A parte de las bodas, también se decora el cuerpo en otras celebraciones o festivales, el 8º mes de embarazo, nacimientos y ceremonias de nombramiento.

A modo de celebración y siguiendo con nuestro proyecto "la vuelta al mundo en 80 días", nosotros hemos realizado un taller de "henna" con la participación de las familias. Antes de seguir quiero dar las gracias a las mamás asistentes, por su excelente colaboración, creatividad y eficacia en el taller.  Con madres así es muy fácil plantear cualquier tipo de actividad.

Tengo que adelantaros también que el taller se realizó con rotuladores permanentes de distintos colores y no por eso perdió sentido hacerlo. Podría haber sido realmente con henna, pero por razones de permanencia y/o duración del tatuaje me pareció más factible hacerlo que otro tipo de material, fácil de quitar y menos duradero. Esta decisión para nada quitó el interés por el taller.

Y otra cuestión: no hicimos diferencia entre niños y niñas; a todos  se les decoró las manos, a pesar del símbolo que tiene la decoración de manos en la India y que va dirigida al público femenino.

La organización del taller fue fácil, ya que acudieron 7 madres a la convocatoria y el trabajo fue fluido y sin agobios. Pienso que echamos un buen rato tod@s.
Mientras las mamas comenzaron a pintar manos a algunos peques, el resto del alumnado realizó una tarea también de decoración. Dicha tarea consistió en hacer la huella de sus manos en un folio y decorarla de forma creativa, como cada uno quisiera, proponiendo que la actividad se realizara por parejas, sobre todo pensando en el repaso de la huella de la mano.
Los resultados fueron geniales, lástima que en esta ocasión no tenga las fotos de los trabajos para mostrarlos, pero en la grabación se ve una pequeña muestra del momento. Así que os podéis hacer una idea.

Aquí tenéis a las mamis en plena faena:







Dos madres pintándome las manos a mi. ¡¡Genial!


Y aquí están los protagonistas enseñando sus manos pintadas, todos content@s:


 








 


 






 

 






 

 







 

 






 





Resultado de mis manos decoradas. ¡¡Bravo por esas madres!!

Aquí os dejo el vídeo: 






6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues no te voy a llevar la contraria, Blanca, jajajaja- Hasta las mías, que son manos más viejas quedaron chulas, jijiji.
      Un abrazo, guapa.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, David. Lo más importante es lo emocionados y contentos que estaban mis peques y lo que disfrutaron viendo a sus madres en el aula, participando. Y qué decirte ....la fiesta que hicieron con las manos pintadas. Verlos así de contentos no está pagado con nada.
      Gracias por tu apoyo continuado al blog y te deseo una feliz semana.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. Me parece muy bien que las madres de familia se involucren en el trabajo de la clase, quedaron hermosos diseños pintados en las manos, me imagino lo que los peques disfrutaron.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy de acuerdo contigo, aunque hay que tener en cuenta que no todas tienen la disponibilidad para hacerlo por causa del trabajo u otros asuntos. Siempre es de agradecer el esfuerzo que hacen por apoyar la labor en el aula.
      Y síii....quedaron muy chulos los diseños de las manos. Hasta yo me animé a que me pintaran las mías.
      Un abrazo, Mirian.

      Eliminar